martes, 23 de septiembre de 2008

Las diez películas que marcaron mi juventud (y II)

Bueno, aquí sigo con la lista de películas que marcaron mi afición por el cine. A ver que os parece...

Número 5. La naranja mecánica
El pequeño Alex me mostró cómo se puede mantener una absoluta tranquilidad mientras se cometen las barbaridades más absolutas. Hoy en día la violencia de esta peli es de cartón piedra, vale, pero para un chaval de 12 años os aseguro que marca un antes y un después. O es que yo siempre he sido muy impresionable...

Número 4. El Tormento y el éxtasis
¡Que grande fue siempre Charlton Heston! Cuando vi esta peli ya había visto sus clásicos como Ben Hur y eso, pero reconozco que esta siempre tuvo algo especial que me atraía sobremanera y me sigue atrayendo, no me preguntéis el que exactamente. La primera vez que la vi fue todo un descubrimiento, mogollón de detalles tontos históricos de los que yo no tenía idea se reflejan perfectamente en esta peli. En parte supongo que marcó esta cinta mi gusto por la Historia... o no.

Número 3. EL Padrino I y II
Son dos películas, pero en realidad funcionan como una así que las meto a las dos en el mismo saco. Siiii, soy un puto cultureta escasamente original por meter la peli en cuestión aquí, lo reconozco. La vi por primera vez a los 14 tacos y sigue teniendo para mi la que es la mejor secuencia de toda la historia del cine, la final de la segunda parte. Con esta peli descubrí lo que era la interpretación con mayúsculas, el cine como arte y no solo como entretenimiento. Vamos, que me toque...

Número 2. El Bueno, el feo y el malo


Sergio se reservó lo mejor para el final. ¿Queréis un tipo duro? Ahí tenéis a Clint Eastwood. ¿Queréis a un malo? Ahí tenéis a Lee Van Cleef. Mezclemos a los dos, pongamos un paisaje del Oeste de fondo y vamos a rodar todo en plan Sergio Leone, con el Spaghetti Western ya perfectamente delimitado en su lenguaje narrativo. ¡ Voila! ¡Obra maestra al canto!

Y el Número 1 se lo lleva... El club de los Cinco
¿Sorprendidos? La película que más me marcó y posiblemente la que sigue siendo una de mis favoritas es una de las que no conoce ni su padre, producto típicamente ochentero y que sin embargo para mí sigue atesorando una calidad más allá de toda duda. Si quereis saber las razones os invito a leer mi próxima crítica dedicada precisamente a este título. Así que estad atentos, amiguitos.

3 comentarios:

Dardo dijo...

Éste post me ha gustado, así que ni corto ni perezoso voy a copiarme y a poner mis pelis; debo decir que ninguna ha llegado a "marcar" mi juventud, pero que al menos me llamaron mucho la atención cuando las ví. Las ordeno aleatoriamente, no por preferencias.

EL SECRETO DE LA PIRÁMIDE: desde niño he sido un verdadero fanático de las novelas policiacas, en especial las de Sherlock Holmes, por lo que no es raro que esta peli para jóvenes, en la que el célebre personaje conoce a su inseparable Watson en un colegio, me atrapase desde el principio. Aún hoy la veo con agrado.

EL OSO: es la primera peli que recuerdo haber visto en un cine, con siete tiernos años; esta historia sobre un pequeño osezno daba para mucho llanto y mucho cleenex. Más allá de su sensiblería, la peli tiene grandes paisajes y un mensaje ecologista, y además la interpretación de los osos es sublime.

EL IMPERIO CONTRAATACA: la primera que ví de la saga Star Wars resultó ser la mejor de todas. Naves espaciales, santones-guerreros con espadas de colores, robots parlanchines, Yoda, contrabandistas simpáticos, una grandiosa batalla inicial, y un final apoteósico, con el malo como protagonista, revelando su paternidad.

ATERRIZA COMO PUEDAS: todos la hemos visto, y todos sabemos que no hay que tomársela muy en serio, pero cuando yo la ví por primera vez me hizo mucha gracia, y a lo largo de mi juventud la repasé montones de veces. Es un absurdo de principio a fin, pero alguno de sus gags sigue haciéndome reir hoy.

EL HALCÓN Y LA FLECHA: divertidísima película, típica de las sobremesas televisivas de mi infancia, dirigida por un gran director, Jacques Tourneur, en la que Burt Lancaster, acompañado por su amigo mudo (Nick Cravat), salta, trepa, roba, enamora, y hace justicia en la Italia medieval.

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA: a diferencia del autor del blog, yo siempre preferí (y prefiero) esta primera entrega. La ví en telecinco, en tiempos de las mamachicho, y me encantó desde el principio, que es uno de los mejores comienzos jamás rodados en una peli de aventuras.

ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO: creo recordar que ví esta peli cuando tenía unos catorce años, y lo mejor que puedo decir de ella es que aún sigo acojonado; de hecho, creo que es la única peli que me da verdadero miedo, con esa nave que parece un castillo gótico, el ambiente opresivo, y por supuesto, el alien, cuya mayor virtud estriba en lo poco que se le ve y lo mucho que se le espera.

DESDE RUSIA CON AMOR: he visto mil veces las pelis de james Bond, pero la que más me gustaba en mi adolescencia era ésta, parcialmente ambientada en Estambul. ¿Por qué me molaba James Bond? Fácil: era elegante, culto, refinado, irónico, agente secreto, salvador del mundo libre, e irresistible para las mujeres (en el fondo, a todos nos gustaría ser como él).

LA QUIMERA DEL ORO: esta peli fue mi primer contacto con Chaplin, y de su mano, con el gran cine cómico mudo. Lo mejor que puede decirse de su personaje, el mítico Charlot, es que es capaz de expresar drama y comedia de altos vuelos en apenas 90 minutos, por no hablar de su baile con los panecillos, y su dieta a base de bota.

LOS DIEZ MANDAMIENTOS: pues sí, me encantaba, y eso que siempre he sido ateo. Es una peli estupenda, y a pesar del metraje, me la ví enterita siendo muy niño, y después (cada semana santa, por supuesto) muchas otras veces. Para mí es un film-espectáculo, tipo ben-hur, tierra de faraones o rey de reyes, lleno de magia y colorido.

Y ya está. La verdad es que cuesta decidirse, y se deja uno algunas en el tintero. Será en otra ocasión...

Tanque dijo...

Si señor, admito que algunas de las películas que mencionas también marcaron un antes y un después para mí (El Secreto de la Pirámide, por ejemplo, para mí sigue siendo la mejor película que se ha hecho sobre Sherlock Holmes, y eso que curiosamente no está basada en ningún relato de Doyle) pero como bien dices hay que ser selectivo o podríamos estar aquí hasta el lustro que viene.

vcucho dijo...

Bueno esta selección,he de admitir que no he visto ninguna de las que mencionas,y ya sé que tengo delito al no ver el padrino, o el feo,el malo y el guapo (o como sea el orden),pero chico uno es asi e intentaré verlas puesto que me las recomiendas.
La selección que propone Dardo,me quedo con los 10 mandamientos,que para mi también es muy buena,aterriza como puedas que es la risa padre y como no James Bond que con sus fantasmadas nos mola a todos.