domingo, 3 de agosto de 2008

Mi impresión sobre...Heroes


Acabo hace poco de terminar de ver la segunda temporada de Héroes, cosa que no había conseguido hacer con anterioridad por diversos motivos, tanto de curro como de estudios. El caso es que finalmente he conseguido ver el final de la segunda temporada y ahora es momento de mirar atrás y reflexionar acerca de lo que nos ha ofrecido esta serie en sus dos primeras temporadas

Para empezar decir que me acerqué a la serie después de haber oído maravillas de ella desde los más diversos personajes, con lo cual ya iba un poco condicionado al empezar a verla, condicionamiento que he notado me ha acompañado todo el desarrollo de la serie. El caso de la cuestión está en que la serie esta bien hecha, los efectos visuales logrados, los actores correctos (aunque en ningún momento brillantes) y los guiones... bueno, ahí empieza la cuestión. Son guiones en general bien llevados, con un desarrollo de la historia que engancha, unos personajes bien retratados, aunque quizás un poco tópicos, y un ritmo adecuado a la narración. El problema es... que todo tiene un aire a refrito que asusta. Trataré de explicarme.

No es ningún secreto que yo personalmente llevo años consumiendo comics yanquis de tíos en pijamas. En este tiempo he leído de todo, desde obras maestras a tebeos que no valen ni el papel en el que están impresos. La cuestión es que el género superheroico tiene una serie de cánones muy establecidos y una serie de comportamientos muy bien definidos, y ahí quizás empieza el problema de la serie para mí. A nadie se le escapa que la serie no es más que un comic de superheroes en movimiento, siguiendo una gran gama de esquemas de esos comics. Desde el descubrimiento de sus poderes por cada personaje, hasta la interrelación entre ellos, pasando por la existencia de una misteriosa agencia que les persigue son conceptos enormemente trillados en el mundo del comic. Para alguien que no halla leído comics de este corte (o sea, la mayor parte de la humanidad, para que mentir) la serie podrá parecer novedosa y sorpresiva. Para alguien que si lo halla hecho el factor sorpresa de la serie con el que trata de jugar en muchas ocasiones se queda en agua de borrajas, al emplear recursos ya de sobra conocidos para cualquiera que se halla leído más de tres tebeos de superheroes en toda su vida.

¿Quiere esto decir que la serie es mala? Definitivamente no. Es una serie entretenida, con momentos bastante buenos y con la que como mínimo no te aburres, a pesar de las interpretaciones un poco acartonadas de algunos actores (particularmente esa animadora...). Tiene un personaje enormemente atractivo y con un potencial más que apreciable (me refiero a Sylar, el malo oficial, que sin duda es el mejor personaje de toda la serie y al que trataré con más detalle en el futuro) y una historia general llamativa. Pero personalmente no creo que vaya mucho más allá de eso, ni que marque una época en la televisión, como muchos han querido ver. He dicho.

3 comentarios:

vcucho dijo...

De esta serie, tan solo vi cinco o seis capítulos,vamos los primeros y precisamente por lo que comentas tanque, por esa publicidad de serie genial y que tan bien hablaban de ella.
La verdad es que la serie te engancha, y poco a poco vas descubriendo personajes,poderes,malos,buenos...,y también es cierto que los efectos visuales están trabajados.
Al final me desconecte de la serie,1.porque me aburre que sea por capítulos (ya que yo no uso bajada de intenet,y la en la tele es un rollo).2 porque con mis horarios tengo que grabar la serie.3 porque soy muy perezoso.

sisita dijo...

En una palabra...Dexter!!!xo en inglés ehhhh k el doblaje al español incita al suicidio.. bsitosss.I

Turbi dijo...

Bueno, yo no puedo ser objetivo, por que me encanta la serie, pero... si saliera Battmannn mejor que mejor...