miércoles, 20 de agosto de 2008

Mi impresión sobre...Appetite for Destruction


Dejadme ponerme en plan sentimental hoy. Para que se comprenda qué significa este disco para mi hay que saber las circunstancias en las que lo descubrí y estas cosas. Es una oportunidad para que mis dos lectores me conozcan un poco mejor, así que aprovechadlo, pichones.

Corría el año 1992 (o 1991, no lo recuerdo demasiado bien) cuando con once añitos fui con un amigo a ver Terminator 2 al cine. Me acuerdo incluso que era en la sala 3 de los extintos cines Colombia, bien cerquita de mi casa, y es que a veces me acuerdo de unas chorradas inmensas y de las cosas importantes no. Bueno, el caso del asunto es que aparte de salir flipando con la película (que por cierto he vuelto a ver hace bien poco y debo admitir que en cine de acción es de lo mejorcito que se ha hecho nunca, con permiso de CHUCK!) me llamó muchísimo la atención la canción principal de la banda sonora. De hecho se lo comenté a mi amigo y este, que ya se había iniciado en terrenos musicales desconocidos para mi, me relato que era una canción de un grupo americano muy famoso que se llamaba gans an rouses. Como mi dominio del inglés en ese momento no era demasiado bueno y yo siempre he sido bastante cortado me dio un poco de vergüenza preguntarle que coño significaba tan pintoresco nombre. El caso del asunto es que le pregunté si él tenía la canción de la peli y me dijo que claro, que si quería me la grababa.

Dicho y hecho. El lunes siguiente llevé al cole una cinta de 90 de TDK (jo, que tiempos) y se la pasé comentándole que me grabará la canción y lo que quisiera. Si, amiguitos, estábamos siendo lo que hoy en día se llama piratas musicales y posiblemente por nuestra culpa alguno de los multimillonarios de los Guns tuvieron que esperar cinco minutos más para hacerse la decimonovena piscina en una de sus casas, que le vamos a hacer. Total, que al día siguiente, y quien dice al día siguiente dice a los dos meses, el colega me trajo la cinta con el appetite grabado y en el resto de la cinta canciones de los Suaves extraídas del ¿Hay alguien ahí?, dato este último que averigüé al par de años, que conste.

Si, se lo que estáis pensando. En el Appetite no aparece la canción de Terminator 2. El misterio de como mi amigo quedó en grabarme una cosa y me grabó otra me sigue torturando, lo admito, pero continuemos nuestra historia.

Heme yo ahí, llegando a casa todo ilusionado y poniendo la cinta en un antiquísimo radiocassette que había en la cocina que sonaba fatal, todo sea dicho, y... había puesto la cara de los Suaves. Vaya hombre. Total, que me escuche las canciones de Yosi y compañía. La verdad es que me molaron bastante, ese aire de perdedor amargado del líder de los Suaves siempre me ha atraído mucho, posiblemente porque en la época yo, un niño regordete, bajito, tímido y no muy agraciado (esto último no ha cambiado) también me sentía un poco alienado (aunque todavía no tuviera ni puñetera idea del significado de semejante palabro). A ver, que estoy divagando.

Posteriormente a Los Suaves empezaba lo que yo buscaba desde el principio. Los gans an rouses en todo su esplendor. ¡Que inicio de disco amigos! Welcome to the Jungle, la primera en la frente. Eso molaba. No, que coño, molaba mucho. Según escuchaba el disco me gustaba cada vez más, hasta el punto que estuve toda la tarde escuchándolo una y otra y otra vez. Vamos, que a eso de las tantas y media mi madre me tuvo que arrastrar hasta la cama, que yo no me había enterado de la hora que era siquiera. Y en las semanas siguientes lo escuchaba a todas horas, desde el desayuno hasta en la ducha.

Desde aquel momento lo supe. La banda de Axl Rose se había convertido en mi grupo favorito y lo iba a ser durante mucho tiempo. El asunto no hacía más que mejorar según veía fotos de la banda en revistas en casa de mi amigo (que vivía también en Hortaleza, muy cerquita de mi casa), según averiguaba cosas de la leyenda negra de la banda, y según me iba haciendo con el resto de sus discos, siempre en formato cinta de TDK de 90, por supuesto. Para un chaval como yo, una medianía, como diría Luisa Lanas, los Guns eran los tíos más duros y auténticos de la faz de la tierra y la música que hacían era la hostia. Ah, y Slash el guitarra más chulo y con más feeling de la historia del mundo.

Por eso no puedo ni debo hacer una crítica objetiva de dicho disco, ya que se puede decir que fue el primero que llegó a mi corazón y que aún hoy no hay semana que no lo escuche aunque sea una vez, lo que me recuerda que tengo que hacerme con otra copia que tengo el CD un poco chasquao. En cuanto vaya al Fnac lo pillo.

En conclusión puedo decir que agradezco infinito a mi colega que me diese a conocer semejante grupo, que marcó no solo mi adolescencia sino también mis gustos musicales durante muchos años (si, hoy ya no soy Heavy, que le vamos a hacer, algún día hablaré de ello). Sin los grandísimos Guns n´Roses posiblemente gran parte de mi vida no hubiera sido la misma. Y debo confesar que aún hoy desde un punto de vista lo más objetivo posible sigo pensando que este es uno de los mejores discos de la historia del Rock.

Y por cierto, ahora que caigo, el destino quiso que estuviera sonando de fondo Paradise City la primera vez que bese a una chica... pero eso es otra historia que no interesa a nadie.

5 comentarios:

Rafa dijo...

Gran disco si señor! Y la de welcome to the jungle uno de los clasicos de ayer y de hoy... Un temazo vaya. Por cierto, ¿cual es el titulo de la cancion de T2? (la peli, no la terminal....) por que ya me has dejado con el intringulis...

Por cierto, en la foto donde salen todos los del grupo hay uno que me resulta familiar con gafas de sol.. ;)

Un abrazo tio grande! Me encanta tu blog!

Rafa dijo...

P.D.- El de las gafas de sol al que me refiero es al del cigarro, como habras adivinado... ;)Que he visto que hay 3 con gafas de sol

Tanque dijo...

Que pasa Rafa? El título de la canción de T2 es You could be mine, del use your illusion II creo recordar. Según la escuches de fijo que sabes cual es.

A ver cuando nos tomamos unas cervezas, socio. Un abrazo!!!

vcucho dijo...

Bueno querido amiguito,pues no sabía como los guns se convirtieron en tu grupo preferido,me ha encantado conocerla.
Creo saber quien es ese amigo tuyo,que también tuve el placer de conocer y es normal que te tardara en grabarlo (por lo poco que le conocí).
Yo también quiero decir que a mi estos chicos duros también me gustan, y me los descubrió aquel chico que relatas como regordete,tímido y poco agraciado,pero en versión actualizada:fuerte,huerguista,gracioso,culto,inteligente,carismático,currante,amigo y melenudo,entre muchas cosas mas.
Ese concierto de los roses en el ifema,ese bso de T2, ese guitarreo en en locales, recuerdos inborrables en mi memoria y que solo te puedo agradecer a ti querido tanque,¡¡GRACIAS TIO!!.
P.D.a mi si me interesa ese primer beso,jajajajaja,el mío fue sin música,pero mu bonito eee jejeje)este tema se desvia un poquito).
P.D.2 Rafa!!!figura que hay de tu vida colega, aprovecho también para decirte que contigo fui a mi primer concierto,ya que nos ponemos de primeras veces, y me gustó eeeee, que lo sepas.

El Milagrosísimo Niño de Atocha dijo...

A la paz de Dios, maestro. Enormes los Gansas, pero creo que es el momento de comentarte algo: ese amigo tuyo ansiaba tu culo. ¡Despierta! Te grabó en una tdk el discazo de un grupo icono gay (en mi barrio eran conocidos como los Gays n'Roses), porque te acepto que Slash ha sido y es un machote (¡se tiró a Traci Lords y a Marta Sánchez!), pero Axl e Izzy (qué nombres, pardiez) pierden aceite a litros. Además, tu amigo se hace el interesante tardando dos meses en grabartelo, y para colmo te lleva a su casa para enseñarte fotos de melenudos envueltos en cuero (rollo leather). Impresiona la serenidad con la que lo narras, de verdad.

Congratulaciones por el blog, vienes a rellenar un vacio muy importante en internet totalmente desasitido: el mundo del comic y el rock. ¡Gracias! Por cierto, cuidado con Vcucho que te quiere meter mano.

Un viril abrazo.