domingo, 14 de diciembre de 2008

Personajes: Victor Von Muerte


"De pequeño los personajes favoritos de mis amigos eran los Cuatro Fantásticos. El mio el Doctor Muerte". Esta frase, que pertenece a una película y que si debo ser sincero no se a cual, es bastante paradigmática del carácter del personaje en cuestión, tanto del que lo dice como de aquel que da título al post. Para los que no lo sepáis los Cuatro Fantásticos son los personajes con los que nace la llamada, un tanto ampulosamente, Era Marvel de los comics. Dicha Era, que lleva el nombre de la editorial dueña de estos personajes y de muchos otros como el Capitán América, la Patrulla x o los Vengadores, venía a ser una forma de Stan Lee (creador de los personajes que acabo de mencionar si exceptuamos al Capi) de denominar el cambio radical sufrido por el panorama del comic americano desde los años 60 hasta nuestros días, que pasó a estar dominado fundamentalmente por el género superheroico. La clave de la era Marvel para Lee era el desarrollar personajes superheróicos más humanos que los semidioses vistos hasta ese momento, y cuyo ejemplo más claro es Superman.

De este modo, para Lee, sus héroes no ganarían siempre, es más, perderían muy habitualmente. Tendrían debilidades y defectos que les harían más humanos a los ojos del lector y permitirían así una más fácil identificación con el mismo. Todo este entramando mental fue un rotundo éxito, hasta el punto que los comics actuales deben mucho al señor Lee y sus aliados en tal empeño, de los que los más famosos posiblemente sean Jack Kirby y Steve Ditko.

El caso es que si la primera creación superheroica de Lee fueron los Cuatro Fantásticos, el archienemigo del que les dotó aparecería poco tiempo después en la figura del Doctor Muerte, que aún a día de hoy sigue siendo uno de los villanos más importantes de la Casa de la Ideas (sobrenombre que el mismo Lee puso a Marvel, desde luego venderse sabía venderse). Sus primeras apariciones no pasaban de ser las del típico archivillano obsesionado con el dominio del mundo, pero poco a poco descubrimos más detalles de él que paulatinamente le humanizaron. Así descubrimos que era el dictador de una nación minúscula europea llamada Latveria, que en el universo de ficción de Marvel está situada en los Balcanes. Supimos también que no solo dominaba la ciencia, sino también la magia, ya que su madre había sido una bruja gitana que estaba atrapada en el infierno, lugar del que Muerte estaba obsesionado por liberarla. También descubrimos que había sido compañero de universidad de Reed Richards (líder de los Cuatro Fantásticos) y que se hallaba a la misma altura intelectual que el superheroe de poderes elásticos. Por desgracia para Muerte uno de los rasgos más característicos de su personalidad era su tremenda egolatría y prepotencia, la cual en última instancia le impedía alcanzar sus objetivos.

Cada uno de estos detalles iban humanizando al personaje, pero posiblemente el autor que más hizo en este sentido fue John Byrne en os ochenta, para mí el autor definitivo de los Cuatro Fantásticos. Se nos presentó a Muerte en sus historias como un dictador benévolo que era amado por su pueblo, ya que había conseguido la utopía de que el hambre y la miseria hubiesen desaparecido completamente de su país. Muerte así solo pretendía extender su benévolo manto protector a toda la tierra, al comprobar como los gobiernos establecidos no conseguían en ningún momento ni erradicar el hambre en el mundo ni acabar con los continuos atentados sobre el medio ambiente. Como precio "solo" exigía la más completa y absoluta sumisión.

Precisamente ahí radica parte del encanto del personaje. No es un villano de opereta obsesionado con el control del mundo en sí. Más bien su intención es salvar al mundo de si mismo, algo que todos hemos pensado el algún momento como necesario. Todo esto genera una serie de debates, sobre todo el de hasta qué punto está dispuesto el ser humano a vender su libertad si eso significa un mundo mejor para todos. En ese difícil juego moral se mueve Muerte, siendo el punto clave por el cual se ha ganado los corazoncitos de muchos fans, yo entre ellos, ya que a pesar de que sus métodos no son los mas adecuados nadie puede negar que sus intenciones son básicamente buenas, siendo así el perfecto reflejo oscuro de su eterno rival Reed Richards, y enriqueciendo de este modo la relación entre ambos.

Y es que, como suele decirse, el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones...

2 comentarios:

Turbi dijo...

Docor muerte, la verdad que el nombre es curioso..
El comic no se pero en la peli era un poco de broma, no como el joker pero si un poco de mas alla.....

MPrinter dijo...

Por que se empeñan en traducir los nombres de los superheroes? Este suena muy cutre.