martes, 2 de diciembre de 2008

Perplejidad nº 2: Lo que se supone que hay que hacer...

Ley de vida. ¿Alguna vez habéis oído esa frase? Estoy convencido de que si. Es la típica que sueltan todos los listillos cuando no tienen más que decir sobre un tema en concreto y quieren sentenciar como si de verdad supieran de que coño están hablando. En ese momento ese tipo de personas (muy habituales, por otra parte) entrecierran los ojos y mirando al horizonte al tiempo que aseveran con la cabeza sueltan las tres palabritas de marras. El caso del asunto es que ante semejante muestra de profundidad todo aquel que le escucha queda automaticamente noqueado y no tiene más remedio que aseverar a su vez y decir algo así como "Ya ves..."

Cierto es que nuestras vidas se mueve por convenciones. Todos asumimos una serie de cosas dependiendo de la edad que tengamos, y eso es algo que casi sin pensar acepta todo el mundo sin ni siquiera discusión. A los que discutimos esas convenciones nos llaman desde inmaduros hasta flipados. Todo eso está asumido hace ya mucho tiempo. Pero en serio, ¿de verdad creéis que es así? Quiero decir, a partir de los 25 toda la gente asume que más o menos tienes que sentar cabeza. Vas a los bares de copas donde la música está a todo volumen de higos a brevas y evidentemente al salir de ellos tienes que quejarte porque, tío, ya no tienes edad para esas cosas. Tampoco tienes edad para tontear con el sexo opuesto, para beber hasta ver doble o para cantar en la calle. Sin embargo si tienes edad para buscar pareja, curro fijo, casa... Si tienes edad para ir a bares " de tranqui" a comentar la última jugada de la política internacional o a elucubrar acerca de si Dalí realmente quería decir esto o lo otro en no se qué cuadro...

Vale, pues a lo mejor es que yo algunas de estas cosas las he hecho "antes de tiempo" y sin embargo otras no tengo visos (ni deseos) de hacerlas, pero no entiendo porque nos coartamos tanto a nosotros mismos en nuestro comportamiento. Parece que las personas somos cartoncitos que recortamos y solo servimos para una función específica dependiendo de cuanto tiempo de antigüedad tenga el cartoncito en cuestión.

Pues bien, desde aquí reivindico mi derecho a beber hasta reventar el finde que me salga en gana. Reivindico mi derecho a hacer comentarios sobre cosas totalmente infantiles desde un humor totalmente infantil. Reivindico mi derecho a salir a la calle en pelotas, cubierto de gelatina verde, leyendo la revista Playboy y ¿por qué? Porque de repente me pueden entrar ganas, ¿vale?

He dicho.

6 comentarios:

Turbi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Turbi dijo...

ya ves, a quedado buena tarde jajajajaja

Yo la verdad que lo de la gelatina no lo veo, por que todos eso perros, he dicho perros claramente y no perras ( bueno da igual) persiguiendote, no lo veo.

Por lo demás el sábado pasado me bebí el agua de los floreros, cosa de la que aunque no estoy orgulloso, tengo mi derecho constitucional a hacer, y lo atestigua una resaca como no la había tenido en la vida, creo que aún voy pedo..
Bueno niños no lo hagais en casa es peligroso...

Claro todo está que luego no te acuerdas de cosas o te pierdes o el puto pesetas te clava 20 pavos..pero como casi ni podia hablar, bueno ya ni balbucear.....

bueno a lo que iba... estoy totalmente de acuerdo

USA USA

Bukanero dijo...

Podíamos fundar un club de ebrios unidos para reivindicar la bebida. Creo que la ONU debería incluirlo en su programa sobre los derechos humanos. Y por cierto, cuando se te ocurra ejercer tu derecho a salir en pelotas a la calle pintado de verde... avisa.

Salud.

Turbi dijo...

O pedirle a Zapatitos un nuevo ministerio, si la cosa es gastar en cosas inútiles....

vcucho dijo...

Eso cuando salgas en pelotas avisame,jejejejje.
Bueno yo lo de beber no puedo hacerlo la verdad,va contra mi religión,pero claro que estás en u derecho,al igual que cualquier otro.
Yo creo que la edad te va cambiando,no sé si a mejor o a peor,depnede el caso, jeje.
POr ejemplo a mi lo de la gente me va costando cada vez más soportarla.

MPrinter dijo...

Yo pienso igual que tanque. Reivindico mi derecho a comportarme como un viejo desde los 20 años XD